Nos podemos dar por jodidos

Esa es la conclusión que se puede sacar tras la reunión del comité de conciliación. Este comité eligió a tres representantes que negociarán con el consejo de europeo el texto definitivo para el Paquete Telecom. En ese paquetito se dilucidan cositas como la privacidad de las comunicaciones o la neutralidad de la red, vamos, eso que algunos locos consideran derechos fundamentales. Los componentes del trío son el español Alejo Vidal-Quadras (PPE), el alemán Herbert Reul (PPE) y la francesa Catherine Trautmann. El primero es de sobra conocido por todos, y sus votaciones en estos temas no son para tirar cohetes. El segundo componente, promotor de una ley de censura en su país, es el presidente de la comisión de Industria parlamentaria, es decir también defensor de multinacionales como bien demuestran sus votaciones en este campo. La cosa pintaba mal, pero nos queda la tercera componente. La socialista francesa, fue ponente de los informes que constituyen el llamado “Paquete Telecom”, principal responsable de la enmiendas torpedo, es decir enemiga número uno de las libertades en Internet, correa de transmisión de los sueños más húmedos del pequeño Napoleón. Es decir ni socialista ni na, como siempre.

La reunión debió ser de órdago. Parece que la europarlamentaria Trautmann soltó que la neutralidad de la red no se debía tratar en una ley como esta. ¿Quizás estaría mejor en la de recogida de desechos señora Trautmann? Por supuesto no hubo acuerdo, pero se configuró el equipo negociador por ser uno el que presidia el comité en ese momento, el otro por ser el presidente de la comisión ITRE y responsable de la directiva, y la otra por ser la ponente. Vidal-Quadras además impidió la inclusión de otros componentes del comité por considerarlo “demasiado arriesgado”. ¿Para quién señor Vidal-Quadras?
Estos tres parlamentarios tienen el futuro de nuestras libertades en sus manos y difícilmente las defenderán frente a un Consejo de la UE que ya rechazo no imponer restricciones a los derechos fundamentales y libertades de los usuarios sin una orden judicial, salvo cuando se vea amenazada la seguridad pública. Claro, que dicho consejo defendía intereses diferentes a los de los ciudadanos, ya que está compuesto por los ministros de telecomunicaciones, es decir de industria, de cada país. Así que el resultado de la “negociación” es muy previsible: entre bueyes no hay cornadas.
Es en estos momentos cuando envidio el sentido de la responsabilidad de los políticos estadounidenses, por mucho que muchos se les llene la boca insultando a EEUU. Y ahora me pregunto, ¿como y con que criterio se eligieron a estos representantes en Europa? Es más, ¿qué mierda es esta del europarlamento que no defiende a quien le elige?
¿Qué se puede hacer? Pues ahora mismo mandarle mails a los europarlamentarios, especialmente al señor Alejo Vidal-Quadras, para que reconsideren su posición.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Check Our FeedVisit Us On YoutubeVisit Us On TwitterVisit Us On Google Plus