DIO nos ha dejado

Ha muerto el yayo de los jebis. Ha muerto Ronnie James DIO a los 67 años. No pudo matar el dragón, ese cáncer estomacal al que combatía animosamente. Tengo que decir que he tenido el privilegio de verle actuar cuatro veces en directo, una de ellas es para mi el mejor concierto en el que jamás he estado y puedo decir que ya he visto de todo. Además de estos conciertos tuve el placer de estar junto a él dos veces y las dos veces demostró el pedazo de profesional y persona que era. He sentido que era como un abuelo para nosotros. Aunque uno fuera un poco ignorante o no conociera sus canciones, se hacía patente su talento y complicidad con el público. Él no cantaba canciones, las moldeaba cada vez de una manera, las hacía suyas, como sólo lo hacen los más grandes (no hace falta que diga nombres en su mente están). A sus sesenta y tantos moviendose como se movia, lesionado o griposo, un torrente de voz áspera pero inaplacable dejaba en el mayor de los ridículos a gente nada bisoña como Dickinson. En cada concierto disfrutaba como un enano del calor del público que lo quería como a alguien de la familia. Todavía recuerdo a sus compañeros alucinando con el extasis vivido en la Macumba, era más que devoción para alguien que era complicidad en cada paso, cada gesto. Todo generosidad.
Antes de terminar este post, tengo que dar gracias a Sir Edward Blackmore por permitirme vivir sus últimos años y poder contarle a los que vengan quien fue Ronnie James DIO: the King of Rock & Roll.

Descanse en paz.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Check Our FeedVisit Us On YoutubeVisit Us On TwitterVisit Us On Google Plus