Real fábrica de artillería La Cavada

La primera industria siderúrgica que apareció en el país, la que durante más de dos siglos fabricó cañones que atronaron a los enemigos de España en nombre de Su Católica Majestad. Pocas fábricas han pervivido tanto, lo cual nos habla de su importancia para el mantenimiento de un Imperio que a su vez protegía celosamente los secretos que albergaban las instalaciones de La Cavada. Desde 1627 produjo piezas de uso comercial o industrial, centenares de miles de balas de todos los calibres y como no podía ser de otra manera, cañones, ¡26000 cañones! Hoy sólo queda el Museo de la Real Fábrica de Artillería de La Cavada y su Asociación Amigos para recordarnos lo que fue toda una realidad de proceso productivo más propio de la revolución industrial:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Como veis el mantenimiento de una maquinaria de guerra pujante requería de una serie de condiciones naturales, el sacrificio de parte de ellas y un enorme esfuerzo tanto monetario como humano para la época. Y es que en aquellos fuertes costeros y Real Armada se reflejaban los últimos adelantos tecnológicos del momento, eran las joyas de la Corona, valían un Imperio.

Comments are closed.

Check Our FeedVisit Us On YoutubeVisit Us On TwitterVisit Us On Google Plus

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar