Catón “el Viejo”

Hoy rindo homenaje a uno de los hombres mas brillantes que ha dado la Historia y que devuelven la fé sobre la raza humana: Marco Porcio Catón. Fue un estadista romano nacido en Tusculum (234 a.C.) y que procedía de una antigua familia plebeya notable por algunos servicios en el ejército. Fue criado a la usanza de sus antepasados látinos dedicado a la agricultura cuando no servía a las legiones ejercito. Atrajo la atención de un noble romano al ver que estaba versado en los clasicos, este le sugirió participar en la vida de Roma. Catón en principio lo rechazó pero finalmente accedió. Ya en Roma se convirtió en letrado destacando por su elocuencia, brillantez, mordacidaz y sarcasmo en sus discursos. Tal fue su exito que su fama creció y le permitió crear su propio “buffete” de abogados. Los patricios solicitaban sus servicios y de esta manera accedió a la política primero como edil de Roma (199 a.C.), luego como pretor de Sicilia (198 a.C.) y finalmente como cónsul (195 a.C.) cargo en el que dirigió las legiones romanas por Hispania. Obtuvo una gran victoria de la que no se embolso ni una moneda, donando todo a Roma, lo que le granjeo todavía mayor popularidad. Siempre se enfrento ardientemente a la corrupción pero tambien a la invasión de la cultura griega, a los dispendios de la nobleza, a la Roma ociosa y a la falta de moral. Ello le creó grandes y poderosos enemigos que nunca pudieron hundirle politicamente sufriendo su rigurosidad, como el propio Publio Cornelio Escipion “El Africano”. Y es que Catón siempre destacó por su humildad, sencillez, amor por su cultura y sobretodo por su coherencia. Era muy odiado pero nadie podia decirle nada al viejo Catón, vivía humildemente, escribia en latín y era honrado, el romano ejemplar. Catón, al contrario que mucha gente de hoy incluidos políticos y plebeyos como nosotros, era un ejemplo moral y coherente con lo que decia. Sus acciones eran consecuentes con sus palabras y estas siempre fueron fieles a lo dicho en el pasado. Sun Tzu escribió siglos antes en China: “La invencibilidad está en uno mismo, la vulnerabilidad en el adversario”. Catón “El Viejo” hizo de su vida un muro recio, sin grietas, ello le hizo pasar a la Historia y con toda probabilidad conseguir realizarse como persona.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Check Our FeedVisit Us On YoutubeVisit Us On TwitterVisit Us On Google Plus