¡Bravo Ennio!

El pasado domingo se hizo entrega de los Oscar de Hollywood, premios merecidos todos ellos pero ninguno como el honorífico a toda una carrera que le fue entregado al maestro Ennio Morricone. Inexplicablemente no contaba con ninguno a pesar de su extensisimo trabajo componiendo bandas sonoras. Algún ignorante podría caer en la tentación de decir que no sólo importa la cantidad pero este no es el caso, el trabajo del compositor italiano destila calidad a raudales, elegante e imaginativo, prácticamente inspirado por la divinidad. “El bueno, el feo y el malo”, “La muerte tenia un precio”, “Cinema Paradiso”, “La misión”, “Los intocables de Eliot Ness” son algunos ejemplos de como sus creaciones no solo pasan a la historia del cine sino que pasan a ser parte de la cultura popular al identificarlas por ejemplo el Oeste, o con los misioneros, con el compañerismo o con el desamor.

El sinceramente emocionado músico recogió su galardón de manos de Clint Eastwood a quien encumbró con esos inolvidables silbidos. Reivindicando a todos esos músicos, que como él han padecido que su trabajo es sea ignorado cuando sin una banda sonora el cine no es nada, manifestó que ese reconocimiento no era la meta de su carrera sino un punto de partida y mejora de su trabajo y persona. Ilusión de un principiante con la sabiduría de su edad. ¡Bravo maestro! Gracias por regalarnos tu infinito talento.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Check Our FeedVisit Us On YoutubeVisit Us On TwitterVisit Us On Google Plus